Facebook La playa de Madrid Twitter La Playa de Madrid Vimeo La Playa de Madrid


No eventos

Lugares singulares

Fuente de Cabestreros

La Fuente de Cabestreros es de los pocos elementos republicanos que se mantuvieron desapercibidos en el franquismo. En su cima lo pone bien clarito: 1934, República española.

Riot grrrl armadas con grrranchillo

Cabestreros es el nombre de la plaza, y se refiere a los que trabajan con cáñamo. Parece ser que en tiempos se llamó “Fuente de los Machos”, pues su agua era una especie de viagra natural. Ahora, como ya no funciona, no podemos comprobarlo. Es triste ver tantas fuentes en la ciudad de las que no sale agua. El lema de Madrid es -lo habréis visto en el mural de Alberto Corazón en Puerta Cerrada- “Fui sobre agua edificada, mis muros de fuego son”.  Pero cada vez hay más fuentes secas y si tienes sed por la calle, pese a ser el agua de Madrid conocida por su rico sabor, tienes que comprar ridículas botellas de plástico traídas en camiones, con la consiguiente huella ecológica.

Existen distintas iniciativas ciudadanas que reclaman que el ayuntamiento arregle las fuentes. Este mapa de fuentes de la ciudad donde avisar cuáles son útiles, estropeadas, o incómodas; o intervenciones artísticas como la de Luzinterruptus, que simuló el agua de las fuentes con  botellas luminosas. Por cierto, en la plaza de Cabestreros hicieron otra intervención interesante, llamada “Esta plaza está un poco muerta“.

Otro tipo de arte urbano es el que me ha dado pie a escribir sobre la fuente de Cabestreros: Urban  knitting, o yarn bombingguerrilla knitting, o séase arte urbano con ganchillo. Es un movimiento que llegó a Barcelona y Valencia primero. Ya se sabe: las chicas empiezan a hacer amigurimi, esos muñequitos de ganchillo, y no pueden deternerse. Acaban forrando farolas, árboles, bolardos o fuentes…como en este caso. En Madrid estas acciones tienen desde hace ya unos meses excelente representación, a través de un grupo: Tejelaraña.

No se si en noviembre pasasteis por la calle Lavapiés. De la noche a la mañana, todos los bolardos estaban forrados con ganchillo, era humorístico y generoso. Tanto trabajo, hecho con paciencia y cedido al mundo… Saca a tu abuela del salón a la calle. Los bolardos deben ser intervenidos, lo piden. Son como falos bajitos que están de mal humor. Hace unos años mi hermana y yo pintamos todos los de mi calle. En Almadén, vi tiempo después que alguien los había forrado de fieltro. En resumen: caña al bolardo. Si el ciudano se ve invadido de gris, se va a ir volviendo gris él mismo.

Y si hoy pasas por la fuente de Cabestreros  la encontrarás toda empingorotada, como una chica que quiere que la saquen a bailar. Fueron las de Tejelaraña. ¡Eh, Mil gracias!

cabestrerosurbanknitting6cabestrerosurbanknitting4cabestrerosurbanknitting3cabestrerosurbanknitting2cabestrerosurbanknittingbolardos_lavapies4bolardos_lavapies6bolardos_lavapies5bolardos_lavapies3bolardos_lavapiesbolardos_almadenbolardos_almaden2

Fuente de Cabestreros | Calle cabestreros 0
Horarios: Día y noche
Precios: Ya no da agua gratis, pero sí placer a la vista.

Share

7 comments to Fuente de Cabestreros

Responder a Ms. Wonderly Cancelar respuesta

  

  

  

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>