Facebook La playa de Madrid Twitter La Playa de Madrid Vimeo La Playa de Madrid


No eventos

Crónicas

‘Holmes&Watson. Madrid Days’, de Jose Luis Garci

La barba de Gallardón: EPIC FAIL!

El pasado jueves fuimos invitados -un poco a última hora, todo hay que decirlo- a un exclusivo pase de la que puede ser la serie online revelación de la temporada, Chessboxing. Por desgracia, no pudimos asistir ya que teníamos un compromiso previo e inaplazable. ¿Qué plan podía ser mejor que ver en primicia una serie que promete, rodeados de gente guapa y creativa? Bueno, mejor seguro que no era: fuimos al estreno de la última obra magna de Jose Luis Garci. Sí, ese Garci, no hay otro, sal de tu asombro, querido lector.

Tal sacrificio no puede ser en balde, así que vamos a sacar adelante una crónica-crítica de tan rumbosa ocasión. Con forceps y valiums, con vodka, o como sea.

Para empezar, el photocall del asunto fue de lo más turbio y demencial que he visto en un estreno, con (agárrense los machos) Ana Botella y Lydia Bosch amadrinando el asunto, rodeadas de señoras rubias cardadas y caballeros de la faraónica talla de Gallardón, del poderío intelectual de Luis Alberto de Cuenca y de lo que sea que tenga el cocreador de la historia, el Fiscal General del Estado Español, Eduardo Torres-Dulce. Jose Luis Garci (JLG desde ya) y el elenco se hicieron las fotos con todos, Él con su cigarrito habitual, inseparable a su persona como las latas de Mahou a Mario Vaquerizo. Vi concomitancias estético-metafóricas, pero probablemente fuese una pura sugestión provocada por el olor ambiental: naftalina pura, y ya se sabe que el alcanfor tiene variados usos esotéricos. La poca prensa que andaba por allí acabó pronto su misión, ya que no pasó nadie más. Bueno, estaba por ahí el diminuto Pepe Carabias vestido de indio (de la India) y le cayó un canutazo de consolación. Una suripanta se paseó por la alfombra hablando por el móvil como quien no quiere la cosa, pero fracasó en su intento de lograr el minuto de fama. Mal.

Esto de moverse por ambientes absolutamente opuestos a los que frecuentas habitualmente te lleva a reflexiones chungas: ¿Se pueden dividir los actores españoles entre derecha e izquierda? Si es así, ¿hay subgrupos diferenciados según niveles de devoción aznarista y/o rajoyista? No voy a acusar al reparto, tal como está el mercado de trabajo no se puede ir de digno, y me imagino que la mayoría de los que había por ahí de menos de 40 años acudieron por amistad con ellos. Porque, lo que es para dejarse ver, la ocasión no podía ser más inadecuada. Tal vez esperaban que apareciese Frade con su señora, pero no fue así. Decepción generalizada. Tal vez Frade no se lleve con JLG, el cine ejpañol es asín. Willy Toledo no fue.

Cientos de caracteres escritos y todavía ni una palabra sobre la película. Claramente me estoy poniendo moroso.

Y es que en La Playa no nos gusta sacar críticas negativas. Creemos que todo lo que reseñamos debe llevar el sello de, al menos, interesante. Eventos a los que nos gusta ir. No se puede decir que nos guste ir al cine a ver pelis de Garci, seamos honestos. Además, como me puse elegante se me olvidó la libreta de apuntar en casa, y no pude tomar ni una nota. Me pasé las dos horas y cuarto intentando memorizar los puntos álgidos, los diálogos chocantes, las frases para el recuerdo… En vano. Todo lo visto se fue por el sumidero como los fideos de una sopa. Para refrescar la percepción busqué en el blog de referencia en lo que a cine friki-trash se refiere, el insigne Visicitud y sordidez, y me descojoné durante horas. Mejor imposible.

Las críticas han sido escalofriantes. Lo peor de todo es que todas tenían razón y daban mucha risa. No hagamos sangre, está demasiado a güevo. Si te pones a defender H&W.MD como defenderías 3MSC, siempre puedes argumentar que Garci es Garci. Garci no engaña a nadie; a nadie que haya visto una peli suya, se entiende. Así como Ford o Hawks tienen algún altibajo en un mar de obras maestras, nuestro JLG es siempre igual. Ahí están las actuaciones impostadas, los planos larguísimos, el humor rancio, los romances melosos, los monólogos ideológicos inacabables, el costumbrismo caduco, la sentenciosidad a porrillo, las tetitas…

Los alemanes tienen a Uwe Boll, los americanos siguen haciendo pasta con Ed Wood. Si JLG se decidiese a ser más autoconsciente tengo claro que podría competir en festivales de postín en imposibles mano a mano con Brillante Mendoza o la armada tailandesa, pero nuestro Garci antes dejaría de fumar que traicionarse a sí mismo. Bastante se dio por el culo a sí mismo (y a los demás) con Sangre de mayo como para cambiar a estas alturas. Es lo malo de ser un freak sin saberlo, que no lo aprovechas.

Como apuesta personal, creo que esta será la última peli de JLG. Puede que me equivoque, claro, pero si estoy en lo cierto a la larga lo vamos a echar de menos. Solo él puede hacer lo que hace como lo hace.

 

Share

2 comments to ‘Holmes&Watson. Madrid Days’, de Jose Luis Garci

  • Ms. Wonderly

    Garci ha decidido ser el artista total y hacerlo todo: el guión, el montaje…
    Ahí estuvo el problema, es como cuando las hadas de La Bella Durmiente de Disney deciden coser el vestido ellas mismas, sin utilizar la magia
    http://www.youtube.com/watch?v=iO48dLCRU1k

    Sin embargo ese error tiene algo de lindo: mmmh, la fe en sí mismo

  • Raul Mmmm

    Creí que era una broma ‘de mal gusto’ cuando he leído el titulo y luego el artículo. De todos modos me ha encantado como habéis tratado el tema. La mejor frase “No hagamos sangre, está demasiado a güevo”… y a eso me remito. Un abrazo.

Responder a Raul Mmmm Cancelar respuesta

  

  

  

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>