Facebook La playa de Madrid Twitter La Playa de Madrid Vimeo La Playa de Madrid


No eventos

Bares

El Sylkar

Tortilla estilo "nuestro mundo se ha derrumbado"

Seguimos en la búsqueda de la mejor tortilla de Madrid. Siguiendo los consejos de los eruditos me dirigí al Sylkar. Allí se esconde una sabrosona candidata.

Pedir media tortilla es la mejor opción, porque te la hacen en el momento. Fui con una buena amiga y pedimos media para las dos. La conversación era interesante, pero ambas estábamos sin duda a la expectativa. Cuando el camarero depositó el plato sobre el mantel de papel nos dispusimos a una rigurosa cata.

El primer contacto visual: Buena textura, una fina capa exterior que a duras penas contiene ese interior abrumadoramente derrumbado, huevo poco cuajado y patata de tipo machacada, más que cortada. Lindo color amarillo.

La olemos. El de la tortilla española es un olor muy proustiano para todos nosotros, asociado desde la infancia al placer inmediato. En la tortilla, lo que olemos es el dorado del huevo y su encuentro con el aceite. En ese contacto siempre es bonito -no era el caso- que quede algo de aroma al hierro de la sartén.

La tortilla viene con cuchara, toda una declaración de intenciones. Pero le metemos el tenedor: Sí que está bastante buena.

Me recuerda, para los afortunados que la hayan probado, a la tortilla de El Carballo, en Vigo; aunque, por supuesto, la de El Carballo está mejor. Lo mismo me pasó con la tortilla de La Ardosa, que no pude evitar recordar la de Betanzos. Perdóneseme el chauvinismo, pero siempre que pruebo una buena tortilla en Madrid no puedo evitar compararla con las tortillas gallegas. Los bares de Galicia son a las tortillas como el cielo de las ideas platónicas a las copias terrenales: Allá en Galicia existe la tortilla perfecta, que una vez probamos y permanece en el recuerdo. Aquí en Madrid hay una supuesta tortilla perfecta, y sí, la experiencia es buena, pero nunca es tan excelente como el modelo. Puede deberse a que los gallegos han sido siempre comedores de patatas -o sea, pobres del rural que no podían comer otra cosa- y cultivan muy bien esta manzana de tierra.

Pero aquí en la capi, lejos del cielo atlántico de las tortillas, el Sylkar es un buen consuelo. La verdad es que está bien rica. La acompañamos de una ensalada de tomate y fueron tan amables de añadirle granos de granada. Con este toque sofisticado, puede que crean ustedes que el Sylkar es un sitio pijín. No equivocarse: es una casa de comidas de toda la vida, sin rastro de diseño.

Habíamos hecho otro intento de ir, pero era sábado y lo encontramos cerrado. Me tiene alucinada que cierre el finde entero. Pero oye, en el buen sentido: si uno ha hecho las cosas bien durante años, bien puede echarse a dormir sobre su fama. Ole sus huevos, que diría oportunamente el pueblo llano. Así que si quieres Sylkar, úsalo para alegrar un día tristón entre semana.

 

Restaurante Sylkar | Calle Espronceda, 17 | 91 554 57 03

Horarios: L-V: 8-24 h. Cierra sábados y domingos.

Precios: Media tortilla: 8€. Pincho: 2,60€

sylkar2sylkar3sylkarsylkar4sylkar5

 

Share

Deja un comentario

  

  

  

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>