¿Pero qué es un app, amigos?

Ves un anuncio de yogur en la tele. Tocas la pantalla y el yogur pasa a tu mano. Te lo comes. Descargar un app es algo así.Hará un año ni sabía lo que era un app.  ¿Qué coño es un app, preguntaba? Pues es una aplicación que te la bajas, muchas son gratis o si no cuestan muy poca pasta.  Ah, ¿Y para qué sirven? Pues depende, la mayoría para chorradas divertidas, hacer un avatar en 3D con una foto, experimentos visuales con música. También hay serias en plan para trabajar o aprender, pero vaya, sobre todo están para pasar la tarde.Ah, que cosa más pija, pensé. Tan superficial como la primera película del agua en un estanque. La pantalla se parece a esa película, igualita que el agua, la tocas y casi hace ondas. Mmm veo a Narciso reflejado en el agua, por tanto es narcisista total. Pensé que era una pijada y aun lo pienso, pero lo cierto es que me descargo un montón de apps.Recuerdo una vez que coincidí con un comercial en su coche. Era un comercial de toda la vida, gordito y ruboroso, de los que se habian hecho toda la escala: el puerta a puerta, la calle, los bares, las gasolineras y al fin empresas de variado pelaje. Ésta era de contenidos digitales, pero tanto daba. Toda venta, me dijo, iba de lo mismo:  emoción. ¿Emoción? Pero entonces ¿Las características del producto, el envoltorio, la imagen de marca, los review y los avales...? Qué dices, nada, nada. Lo que mueve al cliente a comprar es la emoción.Supongo que por eso nos abruman bancos y seguros con imágenes de atardeceres o niñas de rostro arrebolado, y por eso cocacola bucea desesperada en Proust, a ver si pesca el quid capaz de pellizcar el corazón, solo con un trocito de magdalena mojada en tila. ¿Qué por qué me meto en Proust? Porque el primer App Fest nos va a hablar de muchas cosas: tecnología, creatividad, ideas, fluidez, adaptación, futuro. Pero sobre todo lo que circularán son emociones. Ese algo que nos va a fascinar lo suficiente como para que nuestro dedo se acerque, se acerque y haga clic.Lo bueno de este momento es que no se sabe por donde va a tirar el tema. Cubren todas las materias. Por eso la programación incluye temas concretos como educación, música, juegos, ocio... y otros mucho más abstractos, porque la verdad, está todo por hacer: "futuro", "emprendedores", "revolución app". Lo mismo pasa con los ponentes,  Javier Mariscal que está usando las apps para crear, Basel Ramsis, activista egipcio que nos contará el papel de las apps en la primavera árabe, los que les hacen la app a Jorge Drexler. Habrá ponentes sobre cocina, cine,  fotografía, ciberguerra,  publicidad, educación, música, química...  A ver, y enséñame la pasta, dónde está la pasta. ¿Las apps serán el negocio del futuro? Ja. Lo son del presente, y si no te has enterado eres aun más tecnofóbico que yo. App Fest,  Teatro Circo Price. Ronda Atocha, 35 | 915 27 98 65 |Horarios: Jueves 19 abril yViernes 20 abril 09.00 – 19.30 h. Consultar programación. Precios: 55€-95€  Entradas aquí.” />

Facebook La playa de Madrid Twitter La Playa de Madrid Vimeo La Playa de Madrid


No eventos

Conferencia

The App Fest

19 abr 2012 - 20 abr 2012
Teatro Circo Price

¿Pero qué es un app, amigos?

Ves un anuncio de yogur en la tele. Tocas la pantalla y el yogur pasa a tu mano. Te lo comes. Descargar un app es algo así.

Hará un año ni sabía lo que era un app.  ¿Qué coño es un app, preguntaba? Pues es una aplicación que te la bajas, muchas son gratis o si no cuestan muy poca pasta.  Ah, ¿Y para qué sirven? Pues depende, la mayoría para chorradas divertidas, hacer un avatar en 3D con una foto, experimentos visuales con música. También hay serias en plan para trabajar o aprender, pero vaya, sobre todo están para pasar la tarde.

Ah, que cosa más pija, pensé. Tan superficial como la primera película del agua en un estanque. La pantalla se parece a esa película, igualita que el agua, la tocas y casi hace ondas. Mmm veo a Narciso reflejado en el agua, por tanto es narcisista total. Pensé que era una pijada y aun lo pienso, pero lo cierto es que me descargo un montón de apps.

Recuerdo una vez que coincidí con un comercial en su coche. Era un comercial de toda la vida, gordito y ruboroso, de los que se habian hecho toda la escala: el puerta a puerta, la calle, los bares, las gasolineras y al fin empresas de variado pelaje. Ésta era de contenidos digitales, pero tanto daba. Toda venta, me dijo, iba de lo mismo:  emoción. ¿Emoción? Pero entonces ¿Las características del producto, el envoltorio, la imagen de marca, los review y los avales…? Qué dices, nada, nada. Lo que mueve al cliente a comprar es la emoción.

Supongo que por eso nos abruman bancos y seguros con imágenes de atardeceres o niñas de rostro arrebolado, y por eso cocacola bucea desesperada en Proust, a ver si pesca el quid capaz de pellizcar el corazón, solo con un trocito de magdalena mojada en tila. ¿Qué por qué me meto en Proust? Porque el primer App Fest nos va a hablar de muchas cosas: tecnología, creatividad, ideas, fluidez, adaptación, futuro. Pero sobre todo lo que circularán son emociones. Ese algo que nos va a fascinar lo suficiente como para que nuestro dedo se acerque, se acerque y haga clic.

Lo bueno de este momento es que no se sabe por donde va a tirar el tema. Cubren todas las materias. Por eso la programación incluye temas concretos como educación, música, juegos, ocio… y otros mucho más abstractos, porque la verdad, está todo por hacer: “futuro”, “emprendedores”, “revolución app”. Lo mismo pasa con los ponentesJavier Mariscal que está usando las apps para crear, Basel Ramsis, activista egipcio que nos contará el papel de las apps en la primavera árabe, los que les hacen la app a Jorge Drexler. Habrá ponentes sobre cocina, cine,  fotografía, ciberguerra,  publicidad, educación, música, química…  

A ver, y enséñame la pasta, dónde está la pasta. ¿Las apps serán el negocio del futuro? Ja. Lo son del presente, y si no te has enterado eres aun más tecnofóbico que yo.

 

App Fest,  Teatro Circo Price. Ronda Atocha, 35 | 915 27 98 65 |
Horarios: Jueves 19 abril yViernes 20 abril 09.00 – 19.30 h. Consultar programación.
Precios: 55€-95€  Entradas aquí.

Share