Lorena & su banda dándolo todo en el Monkey

Si se aproxima el fin del mundo, uno tiene que planear muy bien con quién quiere pasar sus últimas noches. Lorena Álvarez & su banda prometen un pre-armagedón simpático, de fiesta y pandereta.Lorena Álvarez presenta Anónimo, su primer disco, en el teatro Lara, dentro de la agenda de Son Estrella Galicia. Para quien no la conozca, Lorena Álvarez ha recuperado la música tradicional asturiana para el indie. Su desparapajo hiende la lánguidez de tanto anglófilo y francófilo. Era fácil de hendir -la languidez-, pero ella lo hace con especial gracia.Nos enamoró su directo en el Monkey Week, en la terraza del bar Santa María, en El Puerto. Marco incomparable: Al fondo se veía el mar, sobre nuestras cabezas la luz hacía sus jueguitos, y bajo nuestros pies se servía deliciosa fritanga.Hasta el momento, lo que se hacía de folk norteño daba más bien pereza. Parecía perpetrado por profesores de instituto. Lo que aporta Lorena es ligereza, fino pop, humor, buen gusto y bastante mundo. También sus habilidades como comunicadora llaman la atención. Tanto en los conciertos, que está hecha una showwoman -recuerdo que hasta dijo que buscaba novio, no se si sigue en esas-, como en su promoción del pop rural o el neofolk. No, ella no ha tenido el pésimo gusto de nombrar tales etiquetas, pero en seguida le han nacido, como las setas brotan del tronco.El pop rural como tendencia es tan atractiva, y enlaza con tan fuertes y antiguas fantasías (me refiero exactamente a la que dice: "Qué descansada vida la del que huye del mundanal ruido" y "De mi mano plantado tengo un huerto"), que sin duda nos saturarán de aquí a poco miles de réplicas de lo que hace ahora Lorena. Es decir, la tendencia ya está aquí y Lorena está muy capacitada para encabezarla. Sobre todo porque parece lo bastante lista y artista como para irla bandeando como un salmón río arriba.Aquí lo ofrece a la escucha pública, generosamente. Cada canción, con su pequeña explicación. El conjunto es exquisito, sin desmerecer ninguna canción. Todas tienen su aquel.Antes había sacado algunos temas que autoeditó en una maqueta llamada La cinta, que era una cinta cassette con un walkman en una lindísima bolsa. Esa maravilla está agotada, el último ejemplar se usó como premio en el concurso de versiones de Anónimo."Pues yo como mujer" (que decía la tontina en el programa de Garci) me alegro de que una chica esté de jefa de una banda de chicos. Y qué chicos tan majos se ha buscao. Poniéndome más seria en esto, me parece que ha encontrado en sus letras una raíz lírica femenina (a saber, tan antigua como las jarchas aquellas que estudiabamos en la EGB, escritas por aristócratas mozárabes) que nos viene muy bien como hilo de donde tirar. Porque andamos siempre escasas de modelos patrios. Mi hemisferio feminista no se sentía tan contento desde las Vainica Doble.Pero no asustarse por tanto fondo. Sus conciertos son muy divertidos y sus canciones también.Hay veces que se convierten en emocionantes. Recuerdo que al terminar el concierto del Monkey cantó una canción tradicional a capela, y se me hizo un nudo en la garganta.En definitiva, que tanto arte nos dejó rendiditos a sus pies. Si finalmente el viernes no se acaba el mundo, tiene montañas de futuro por delante./ Ms Wonderly Lorena Álvarez y su banda municipalTeatro LaraHorario: Miércoles 19 a las 22 h.Precio: 7-12€ Entradas aquí.” />

Facebook La playa de Madrid Twitter La Playa de Madrid Vimeo La Playa de Madrid


No eventos

Concierto

Lorena Álvarez y su banda municipal

19 dic 2012 - 19 dic 2012
Teatro Lara

Lorena & su banda dándolo todo en el Monkey

Si se aproxima el fin del mundo, uno tiene que planear muy bien con quién quiere pasar sus últimas noches. Lorena Álvarez & su banda prometen un pre-armagedón simpático, de fiesta y pandereta.

Lorena Álvarez presenta Anónimo, su primer disco, en el teatro Lara, dentro de la agenda de Son Estrella Galicia.

Para quien no la conozca, Lorena Álvarez ha recuperado la música tradicional asturiana para el indie. Su desparapajo hiende la lánguidez de tanto anglófilo y francófilo. Era fácil de hendir -la languidez-, pero ella lo hace con especial gracia.

Nos enamoró su directo en el Monkey Week, en la terraza del bar Santa María, en El Puerto. Marco incomparable: Al fondo se veía el mar, sobre nuestras cabezas la luz hacía sus jueguitos, y bajo nuestros pies se servía deliciosa fritanga.

Hasta el momento, lo que se hacía de folk norteño daba más bien pereza. Parecía perpetrado por profesores de instituto. Lo que aporta Lorena es ligereza, fino pop, humor, buen gusto y bastante mundo. También sus habilidades como comunicadora llaman la atención. Tanto en los conciertos, que está hecha una showwoman -recuerdo que hasta dijo que buscaba novio, no se si sigue en esas-, como en su promoción del pop rural o el neofolk. No, ella no ha tenido el pésimo gusto de nombrar tales etiquetas, pero en seguida le han nacido, como las setas brotan del tronco.

El pop rural como tendencia es tan atractiva, y enlaza con tan fuertes y antiguas fantasías (me refiero exactamente a la que dice: “Qué descansada vida la del que huye del mundanal ruido” y “De mi mano plantado tengo un huerto”), que sin duda nos saturarán de aquí a poco miles de réplicas de lo que hace ahora Lorena. Es decir, la tendencia ya está aquí y Lorena está muy capacitada para encabezarla. Sobre todo porque parece lo bastante lista y artista como para irla bandeando como un salmón río arriba.

Aquí lo ofrece a la escucha pública, generosamente. Cada canción, con su pequeña explicación. El conjunto es exquisito, sin desmerecer ninguna canción. Todas tienen su aquel.

Antes había sacado algunos temas que autoeditó en una maqueta llamada La cinta, que era una cinta cassette con un walkman en una lindísima bolsa. Esa maravilla está agotada, el último ejemplar se usó como premio en el concurso de versiones de Anónimo.

“Pues yo como mujer” (que decía la tontina en el programa de Garci) me alegro de que una chica esté de jefa de una banda de chicos. Y qué chicos tan majos se ha buscao. Poniéndome más seria en esto, me parece que ha encontrado en sus letras una raíz lírica femenina (a saber, tan antigua como las jarchas aquellas que estudiabamos en la EGB, escritas por aristócratas mozárabes) que nos viene muy bien como hilo de donde tirar. Porque andamos siempre escasas de modelos patrios. Mi hemisferio feminista no se sentía tan contento desde las Vainica Doble.

Pero no asustarse por tanto fondo. Sus conciertos son muy divertidos y sus canciones también.

Hay veces que se convierten en emocionantes. Recuerdo que al terminar el concierto del Monkey cantó una canción tradicional a capela, y se me hizo un nudo en la garganta.

En definitiva, que tanto arte nos dejó rendiditos a sus pies. Si finalmente el viernes no se acaba el mundo, tiene montañas de futuro por delante./ Ms Wonderly

 

Lorena Álvarez y su banda municipal

Teatro Lara

Horario: Miércoles 19 a las 22 h.

Precio: 7-12€ Entradas aquí.

Share