Facebook La playa de Madrid Twitter La Playa de Madrid Vimeo La Playa de Madrid


No eventos

Teatro

Tres en coma

7 ago 2014 - 31 ago 2014
Teatro del Barrio

tresencoma_canodromo_cavestanyTres en coma. Castigado sin cuerpo: Un hombre en coma en un hospital. Nadie sabe de dónde viene. Coinciden en su habitación dos visitas profesionales: Lorena y Julián. Lorena es una peluquera en prácticas que viene a cortarle el pelo al enfermo. Julián es un cura con un extraño sentido del decoro y la culpa. Descubren que el hombre en coma se comunica con ellos en morse, a través del monitor de constantes vitales. ¿Y qué es lo que les dice? Cuenta chistes. Chistes malos.

Un argumento lo bastante corrosivo como para dejar satisfechos a los fieles seguidores del colectivo de cineastas de posthumor Canódromo Abandonado (Lorena Iglesias, Aaron Rux y Julián Génisson) y al club de los que rinden culto al director y dramaturgo Juan Cavestany, reciente autor de la multipremiada Gente en sitios. Al fin sacan una obra conjunta. Si quieres saber más sobre ellos, con ocasión de su estreno en el Fringe a mediados de julio, repasamos ampliamente sus trayectorias.

Tres en coma fue el estreno más esperado del Fringe. Todo el mundo tenía curiosidad por ver qué daba de sí la alquimia de creadores. Y superó las expectativas: Canódromo y Cavestany encajan, se mueven cómodamente juntos en la conquista de lo surreal. La obra muerde temas tan esenciales como el arte, la muerte o el amor. Es rara. Es moderna. Y es muy divertida.

Para eso están los chistes. Con ellos el hombre en coma se volverá internacionalmente famoso, saldrá en la tele, lo llevarán de gira. Pero solo Lorena y Julián siguen visitándole en su habitación.

Lorena es positiva y muy habladora, como lo suelen ser las cuidadoras. Julián adora la tristeza, el silencio, la soledad. Juntos hacen un dúo a lo Fred Astaire y Ginger Rogers: ya se sabe que Ginger aporta el sexy y Fred el frac. En el caso de Julián el frac es un alzacuellos. A lo largo de la obra irán intercambiando sus caracteres en plan vasos comunicantes, hasta llegar precisamente a eso, a comunicarse. Ambos actores realizan un impresionante trabajo con las capas de sus personajes.

El hombre en coma les une. Su presencia, a veces silenciosa, otras veces chistosa, hace de magma. A su vez tiene sus propios problemas como artista, cuando su humor busca sofisticarse. Sus chistes se vuelven cada vez más crípticos, más Canódromo. Por cierto, su actuación es excelente, aunque me da rubor decirlo porque no está interpretado por un actor. El hombre en coma es un muñeco. Pero es cierto que lo hace muy bien. Su cuerpo en el escenario, sobre la camilla, masajeado por Lorena, resulta de lo más inquietante.

Aaron Rux, el tercer Canódromo, permanece fuera de campo. Una pena no verle actuar. Entre bambalinas se intuye una historia a lo ‘Eva al desnudo’, en que este muñeco es un trepa y un doppelgänger de esos que ha acabado desplazándolo del escenario. En respuesta, la música de Aaron llena la escena, supliendo el silencio de ese otro. Hace la función de un verdadero soundtrack… No solo música. Con la habitual calidad -Rux acaba de ganar la mejor BSO en el Festival de Málaga- y algunas sorpresas, como un par de canciones con vocación de hit. Entre la música -interpretada en directo- y el muñeco en coma hay también vasos comunicantes de emoción.

La obra es muy audiovisual. Además de la música están los vídeos, cuyo particular humor y estética llevan el reconocible sello del Canodrama, los vídeos de Canódromo Abandonado. Y para haceros fans definitivos echad un vistazo a la película que han estrenado recientemente en el Festival de Sitges: la tumba de Bruce Lee que puede verse en Filmin.

El saber dramático de Cavestany, director de dilatada experiencia en cine y teatro, construye con estos materiales una historia bien hilada, y de tintes cinematográficos. Ha sabido lograr un difícil equilibrio: aportar una narrativa clásica sin mermar la originalidad artística de Canódromo. El conjunto es tan evocador que si recuerdo la obra, pienso más en ella como una película que como una representación en un escenario.

La sencillez de la propuesta, dos actores y un muñeco sobre un escenario, no debe confundirte: es innovadora en tantos frentes que verla es un acontecimiento. / Ms. Wonderly

Tres en coma
Teatro del Barrio,c/ Zurita, 20
Horario:jueves y viernes de agosto, a las 20 h.
Precio:Entrada:12-15€

tresencoma_canodromo_cavestany2

Cartel de David Sánchez

Teaser de Tres en Coma

 

Share