Facebook La playa de Madrid Twitter La Playa de Madrid Vimeo La Playa de Madrid


No eventos

Librosimperdibles

Cuaderno Blackie Books

Llévalo a la piscina que farda mucho

Cuando éramos niños, en verano, teníamos dos maravillosos meses -y medio- sin cole por delante.  Nuestros padres, tal vez asustados por lo excesivo de la promesa, o porque esperaban que algún día llegásemos a médicos o ingenieros, nos endosaban al principio del verano un cuaderno de vacaciones. ¡Qué perezón! Cada día había que hacer un poquito. Era como un fetiche -un puente entre la disciplina abandonada en junio y la amenaza lejana de septiembre.

Si hoy encontrásemos uno de esos cuadernos, en el fondo de una vieja caja, bajo algún flotador pinchado, nos invadiría, en cambio, una nostalgia feliz. Qué eternidad la de la infancia, qué confianza plena en uno mismo y  en que alguien que no eres tú -tus padres- se va a hacer cargo de toda responsabilidad. Un niño -en nuestra cultura- es pura potencia, y no tiene ningún acto del que arrepentirse, ningún fracaso real.

La gente de Blackie Books han topado en la vieja caja de sus recuerdos con este concepto de “cuaderno de vacaciones” y han elaborado uno para adultos nostálgicos. Consta de varias secciones: Música, Cine, Nostalgia, Ciencia Literatura, Corazón, Deporte, Literatura y España (!). Tiene algo de Trivial y algo de cuaderno de pasatiempos, pero no es ninguna de las dos cosas: Es un cuaderno de vacaciones.

Dicen que sirve para entrenar el cerebro. Por eso los ejercicios están señalizados con iconos avisando el grado de dificultad, como “Ejercitación moderada” o “Atletismo cerebral intenso”. Lo cierto es que son más bien dificilillos, pero eso es precisamente lo que mola. Se lo han currado mucho y aprendes un montón de datos graciosos o extravagantes (las soluciones están al final, aunque recomiendan contenerse a la hora de hacer trampa).

Los dibujos, de Cristóbal Fortúnez son uno de sus mayores aciertos. Consiguen darle un punto currado y entrañable. Allá donde saques el cuaderno va a llamar la atención. Habrá quien no quiera escribir encima, pero sus autores instan a darle caña, incluso llenarlo de monigotes.

Debió ser difícil darle el tono, y también buscar los lugares comunes. Al final, les ha quedado bastante pop. Más que un entrenamiento cerebral, entrena el corazoncito narcisista de nuestra generación -lo digo sin demasiada maldad, es lo que hay. Está hecho con cariño, se nota que para sus autores es un tesoro y en definitiva te hará disfrutar. Todavía queda verano para rondarlo en la bolsa de playa, o rellenarlo en la terraza.

Cuaderno Blackie Books
12.90€

 

Share

Deja un comentario

  

  

  

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>