Facebook La playa de Madrid Twitter La Playa de Madrid Vimeo La Playa de Madrid


No eventos

Guía

La traductora

latraductora¿Quién es La traductora?

La traductora es un ser de naturaleza doble o triple, no dividida, sino multiplicada, una figura intermediaria entre dos mundos, un accidente geográfico que une lo que las fronteras políticas separan, una línea con un color a cada lado en en el mapa.

La traductora es Elsa S. Braumann, hija de padre alemán y madre española, y está traduciendo una fábula de los hermanos Grimm sobre un pastor, un lobo y unas ovejas cuando/

Siempre estamos haciendo algo cuando/ y tendemos a interpretar los hechos posteriores en función de ese algo, que pasa de ser insignificante a ser la fuente de significado. Y así se teje la historia.

La traductora comienza con una referencia al ángel de las Tesis sobre la filosofía de la historia de Walter Benjamin. Pocas novelas se atreverían a echar un órdago semejante. Y cuando escuchamos la conversación entre dos altos cargos nazis: “acabaremos con nuestros enemigos como fabricamos salchichas, Schlösser: con método, con la más eficiente vulgaridad” (p.132), sabemos que en auxilio de Benjamin ha llegado Hannah Arendt, a quien le debemos el concepto de “la banalidad del mal” que nos permite comprender todo lo que encierra esa frase. “Sobre la tierra que cubría el millón de muertos se podía ya comprar y construir” (p.114). Tras la metódica aniquilación, la historia se reduce a ecología inmobiliaria.

La traductora es una excavación arqueológica sobre la pasión que subyace a todas las pasiones: “Debajo de la codicia, el deseo o el interés, se retorcía, sinuosa, una enorme serpiente. Todo el mundo tenia un miedo cerval” (p.119). Muchas son las pasiones que se retuercen en la novela.

La traductora es un relato verosímil de lo que pudo haber sido y no fue. Afortunadamente no hay en ella nostalgia y sí mucho cine. La traductora es una muestra de lo que ocurre cuando el cine influye en la literatura, cuando la narrativa audiovisual se filtra en nuestra forma de leer y escribir: el ritmo, la cantidad de imágenes por minuto, la forma de pensar los personajes: la protagonista, el militar a lo John Ford, el malo malísimo, las tramas secundarias, la importancia de la fotografía: “La luz hacía brillar reflejos sobre las hojas húmedas; había lloviznado esa tarde. Pequeños riachuelos trataban de abrirse camino entre bolitas de barro desde una cercana fuente en el caño desbordado. Olía a una podredumbre suave, que no era la de la muerte, sino la de algo fértil, que alimentaba el hálito de vida entre la tierra dura y la hojarasca” (p.84). Si nadie la escribe, con el tiempo la historia se reduce a ecología.

La traductora rescata Madrid del ciclo natural de la vida y la muerte y marca ese suelo con la rueda de la historia. Una historia que entrelaza los desayunos en el Lhardy y el hambre de la postguerra, los banquetes en los que no falta de nada y la emergencia del extraperlo, la Gran Vía actual y la antigua avenida de José Antonio, la Universidad Central y la quema de libros, la inteligencia y la necesidad.

La traductora es voluntad y es deseo, una declaración de incurable amor por Madrid, por la euforia de correr por sus calles, por la calle de los Libreros, por los libros, por el cine, por las antiguas salas, por las actrices y actores de la época, por la pantalla en la que nos sumergimos, por la inmersión, por las novelas./Henar Lanza

La traductora
José Gi Romero y Goretti Irisarri
Harper Collins, 320 páginas
1ª ed. agosto, 2021.
2ª edición, septiembre 2021
web de la novela
Presentación: viernes 15 de octubre, 19.00 h. Librería Cervantes y Compañía. C/Pez, 27. Malasaña.

Share

Deja un comentario

  

  

  

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>