Solarigrafía de Gregg Kemp, USA

¿Que es una solarigrafía? Es una foto del rastro que deja el sol en el cielo, hecha con la propia luz del sol. Sí, miles fotos se hacen con la luz del sol pero no se parecen a estas. Porque las fotos no se hacen con cámaras normales sino con cámaras estenopeicas. Y no se hacen en segundos, sino que tardan hasta seis meses en cocinarse. Durante seis meses, entre el verano y el solsticio del invierno el sol va cambiando de posición en el cielo, de la más alta a la más baja. Durante seis meses hay días en que llueve, en que está nublado, en que el sol quema con calor radiante. Y todo queda registrado en una huella del sol definitivamente hermosa.Además el proyecto es internacional. Las cámaras han sido enviadas a todas partes del orbe. Se han escogido cuarenta fotógrafos del hemisferio norte, el hemisferio sur y el ecuador. El sol ha sido espiado por pacientes paparazzi con distintos climas y puntos de vista.¿Qué es una cámara estenopeica? Si has tenido la fortuna de aprender fotografía analógica puede que hayas conocido este tipo de cámaras, son solo una caja negra con un agujero, como aquellas que se hacían con botes de nesquik. Nada de lentes. La cámara más esencial y primitiva que existe. En este caso han utilizado latas, de ahí el nombre de la exposición "Time in a can". Las latas tienen un aspecto estrafalario, y nada parecido a una cámara. Teniendo en cuenta que el fotógrafo las abandona a su suerte durante seis meses al aire libre, conviene que sean resistentes y estén bien sujetas y camufladas.  Hay algo de robot extraterrestre en estas latas, que nadie sabe que están ahí, pero cada día están observando, pacientemente registrando.Un añadido misterioso al proyecto es que los fotógrafos no revelan el resultado de sus fotos: Reciben por correo la cámara cargada con papel fotosensible. Colocan la cámara en un punto y lo impresionan durante seis meses. Lo devuelven por correo en un sobre opaco. El objetivo es procesar todas las fotos en las mismas condiciones. Esto añade un plus de paciencia a los seis meses de espera. Todo me empieza a recordar mucho al tiempo de espera femenino por excelencia: el embarazo.

Ramón Chomon, Burgos

Esteban Naves Barcelona

 ¿Y el parto? Parecía todo esto tan vintage que uno espera que la siguiente escena de esta peli esté iluminada por la luz roja del laboratorio y huela a químicos. Pero nanai: el parto es digital. El papel fotosensible se escanea. ¿Se perdió el romanticismo? Al contrario. Porque ocurre entonces lo que llaman 'The solarigraphic sacrifice'. Muy fuerte: el escaneado destruye la imagen a la vez que la escanea. Así que desaparece todo rastro físico de la solarigrafía y todo se transforma en ceros y unos. Eh, cuando desaparece la materia, esto empieza a convertirse en religioso.El dios de esta nueva religión fotográfica es el Sol. Es tu dios también, te da la luz, y la vida.  Si quieres adorarlo como nunca antes, acércate a las solarigrafías.Para ampliar información, puedes ir echando un vistazo a los textos sobre solarigrafías de Diego López Calvin uno de los fotógrafos que, con Esteban Naves y Ramón Chomón, me descubrieron hace muchos años esta técnica. Porque esto no es una cosa que se hayan sacado de la manga: Son un grupo de fotógrafos serios y entusiastas que llevan mucho tiempo practicando esta religión solar. //MsWonderly Time in a CanFundación Diario Madrid | Larra 4Horario: Del 25 de junio al 31 de julio.L-S 10.30-20.30 h.  Domingos  10.30-14.30 h.Inauguración 24 de junio a las 20hEntrada libre” />

Facebook La playa de Madrid Twitter La Playa de Madrid Vimeo La Playa de Madrid


No eventos

Exposición fotográfica

Time in a Can

24 jun 2013 - 31 jul 2013
Fundación Diario Madrid

Solarigrafía de Gregg Kemp, USA

¿Que es una solarigrafía? Es una foto del rastro que deja el sol en el cielo, hecha con la propia luz del sol. Sí, miles fotos se hacen con la luz del sol pero no se parecen a estas. Porque las fotos no se hacen con cámaras normales sino con cámaras estenopeicas. Y no se hacen en segundos, sino que tardan hasta seis meses en cocinarse. Durante seis meses, entre el verano y el solsticio del invierno el sol va cambiando de posición en el cielo, de la más alta a la más baja. Durante seis meses hay días en que llueve, en que está nublado, en que el sol quema con calor radiante. Y todo queda registrado en una huella del sol definitivamente hermosa.

Además el proyecto es internacional. Las cámaras han sido enviadas a todas partes del orbe. Se han escogido cuarenta fotógrafos del hemisferio norte, el hemisferio sur y el ecuador. El sol ha sido espiado por pacientes paparazzi con distintos climas y puntos de vista.

¿Qué es una cámara estenopeica? Si has tenido la fortuna de aprender fotografía analógica puede que hayas conocido este tipo de cámaras, son solo una caja negra con un agujero, como aquellas que se hacían con botes de nesquik. Nada de lentes. La cámara más esencial y primitiva que existe. En este caso han utilizado latas, de ahí el nombre de la exposición “Time in a can”. Las latas tienen un aspecto estrafalario, y nada parecido a una cámara. Teniendo en cuenta que el fotógrafo las abandona a su suerte durante seis meses al aire libre, conviene que sean resistentes y estén bien sujetas y camufladas.  Hay algo de robot extraterrestre en estas latas, que nadie sabe que están ahí, pero cada día están observando, pacientemente registrando.

Un añadido misterioso al proyecto es que los fotógrafos no revelan el resultado de sus fotos: Reciben por correo la cámara cargada con papel fotosensible. Colocan la cámara en un punto y lo impresionan durante seis meses. Lo devuelven por correo en un sobre opaco. El objetivo es procesar todas las fotos en las mismas condiciones. Esto añade un plus de paciencia a los seis meses de espera. Todo me empieza a recordar mucho al tiempo de espera femenino por excelencia: el embarazo.

Ramón Chomon, Burgos

Esteban Naves Barcelona

 

¿Y el parto? Parecía todo esto tan vintage que uno espera que la siguiente escena de esta peli esté iluminada por la luz roja del laboratorio y huela a químicos. Pero nanai: el parto es digital. El papel fotosensible se escanea. ¿Se perdió el romanticismo? Al contrario. Porque ocurre entonces lo que llaman ‘The solarigraphic sacrifice‘. Muy fuerte: el escaneado destruye la imagen a la vez que la escanea. Así que desaparece todo rastro físico de la solarigrafía y todo se transforma en ceros y unos. Eh, cuando desaparece la materia, esto empieza a convertirse en religioso.

El dios de esta nueva religión fotográfica es el Sol. Es tu dios también, te da la luz, y la vida.  Si quieres adorarlo como nunca antes, acércate a las solarigrafías.

Para ampliar información, puedes ir echando un vistazo a los textos sobre solarigrafías de Diego López Calvin uno de los fotógrafos que, con Esteban Naves y Ramón Chomón, me descubrieron hace muchos años esta técnica. Porque esto no es una cosa que se hayan sacado de la manga: Son un grupo de fotógrafos serios y entusiastas que llevan mucho tiempo practicando esta religión solar. //MsWonderly

 

Time in a Can

Fundación Diario Madrid | Larra 4

Horario: Del 25 de junio al 31 de julio.

L-S 10.30-20.30 h.  Domingos  10.30-14.30 h.

Inauguración 24 de junio a las 20h

Entrada libre

Share