Facebook La playa de Madrid Twitter La Playa de Madrid Vimeo La Playa de Madrid


No eventos

Hemeroteca

teví

La playa de Madrid quiere cartografiar la belleza, un bien que afecta cada día a más de seis millones de madrileños. En el vagón de metro, en la parada del autobús, en el andén del cercanías, en el otro extremo de la barra del bar, en la biblioteca, paseando por la calle. Nadie está salvo. Contra la belleza no hay vacunas ni antídotos, sólo rendición incondicional. Se suspenden nuestras facultades, perdemos el sentido del tiempo y de la orientación y se alteran nuestras constantes vitales. Una experiencia peligrosamente placentera.

Te invitamos a aumentar los niveles de placer de Madrid localizando la belleza. Nosotros ya hemos estrenado chinchetas.


Escribe tu TEVÍ como un comentario: dirección + lo que quieras. Laplayademadrid pinchará rápidamente tu chincheta en el mapa.

Share

3 comments to teví

  • Ms. Wonderly

    Calle Imperial 8. El parque de bomberos de Madrid Centro.

    No te vi, os vi. Y ni siquiera os vi, porque me quedé tan ruborizada que solo podía mirar al suelo. ¡Buf! La primavera ha llegado. Los bomberos son una especie de überhombres. Un grupo entero de überhombres que están allí en la puerta, charlando, tomando el sol de la tarde y esperando a ver si les llaman para algún fuego.
    Mi amiga y yo íbamos andando, con la inocente intención de atisbar las tradicionales tiendas de fieltros, tejidos y arpilleras, que están junto al parque de bomberos. Como iba sujetando la bicicleta, nos vimos forzadísimas a dar un rodeo por detrás del coche de bomberos, estacionado en la puerta, y el rodeo nos dejó inevitablemente dentro del parque y rodeadas de bomberos… Cosas que pasan a las chicas afortunadas.
    El atractivo del bombero es universal, sexualmente hablando: Hombres heteros y mujeres lesbianas sentirían hervir su sangre. Lo más parecido a un héroe que podemos ver de cerca, y encima tan simpáticos.

  • H

    Librería Pasajes. Calle de Génova, 3, 28004.

    Teví de espaldas y me quedé prendada de tu pelo, pero cuando te giraste cambió hasta la luz. Me pediste varios libros descatalogados y yo sólo podía pensar, dios mío, tiene bonitas hasta las cejas.

  • S

    Qué casualidad tan fascinante. En el Mercadona de Acacias. Te vi. Es la segunda vez que te veo, en el mismo sitio, a la misma hora de dos diferentes días. El corazón se me abrió como una granada. Tuve ganas de acariciarte; de hecho, te seguí por todo el supermercado. Te seguía tímidamente entre el cruce de los pasillos, desazonada, buscando no perderte, esperando que me miraras y me dejaras acercarme. Me conmueves profundamente, me enternece la leyenda que reza sobre tu lomo, futuro perro guía.

Deja un comentario

  

  

  

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>