Facebook La playa de Madrid Twitter La Playa de Madrid Vimeo La Playa de Madrid


No eventos

Crónicas

Fiesta El Ranchito. Matadero N16

SZ nos invita al proyecto de Intermedae en el Matadero, Greenvía, transferencias de la innnovación social al espacio público. Si no os da tiempo, siempre podemos vernos en la fiesta del Ranchito.
Tarde, pero bajo. En la rotonda de Legazpi la estatua ecuestre sigue tapada. Justo enfrente se abre mi entrada favorita al Matadero, la del depósito de agua.
Noche de suerte. En el templete bajo el depósito hay un chico guapísimo con una barba impresionante. Está montando o desmontando varios objetos en el suelo. Sigo como si no me gustara.
El Matadero es un espacio generoso, ajeno a la tacañería con los metros cuadrados. Camino hasta el fondo, cruzo la cafetería, pruebo a empujar tres puertas distintas hasta que doy con la única que se abre, salgo a la enorme explanada y llego a la nave 16.

En la entrada veo a SZ, la única persona que no bebe calimocho en sanfermines, y a Í-Francamente, perpetrador intelectual de QueridoYoutube. Me presentan a M, la chica con el pelo más bonito de toda la fiesta. Pelirroja. Hasta aquí llega la influencia de la HBO.

Vamos turnándonos para traer cervezas. Para todos. Hay barra libre de Mahou fría-fría y se puede pedir por mí y por mis compañeros.
La gente llega, se saluda, se besa, charlan, beben, se mueven, se cruzan, se presentan los unos a los otros, entran, echan un vistazo, salen, fuman.

SZ nos propone acercarnos al taller de hamacas. Aceptamos efusivamente. Nos invita a probarlas y nos sentamos cada uno en una. La mía se vuelca. El tercio sigue intacto, no se ha caído ni una gota de cerveza, pero veo mis pies y el techo de la nave. La última vez que me caí de una hamaca ante un nutrido público fue en un jardín a orillas del Meno, cerca de Frankfurt. Aquella vez me ayudó a levantarme un judío ortodoxo. Me preguntó si estaba bien, me tendió la mano, me ayudó a incorporarme y en un alemán propio de quien está citando las sagradas escrituras, me dijo algo así como “mejor erguida y en pie que derrotada en tierra”.

Nos alejamos de las traidoras hamacas de alto índice de riesgo y seguimos moviéndonos entre todas las flores del Ranchito, las fotos, la recreación de una corrala, sillas, cables, un columpio gigante, las barras, la torre, las gradas de palés.

 

El cartel anunciaba cumbias, nos acercamos a la pista y a la mesa de la DJ. La chavalería que fumaba a las puertas va entrando y comienzan a bailar, la gente viene y va con las cervezas como por la calle de Alcalá. Descubrimos amigos en común con algunos de los colombianos que conocemos a lo largo de la noche. La música y la Mahou se van  mezclando:

“Carmen, se me perdió la cadenita
con el Cristo del Matadero
que tú me regalaste”.

 

fiestaranchito91fiestaranchito torrefiestaranchito3fiestaranchito2fiestaranchito4fiestaranchito5fiestaranchito6fiestaranchito7fiestaranchito8fiestaranchito9

Todas las fotos fueron hechas por Pablo, en mis manos sólo hubo cerveza.

Share

1 comment to Fiesta El Ranchito. Matadero N16

Deja un comentario

  

  

  

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>