Facebook La playa de Madrid Twitter La Playa de Madrid Vimeo La Playa de Madrid


No eventos

Crónicas

Concierto MOTORAMA

motoramamobydickUno de los fenómenos que más me gustan de la música es la posibilidad de compartirla.
No solo el hecho de pasarle un disco a un amigo porque sabes que aquel grupo le va a encantar, sino el momento en el que formas parte de esa catarsis colectiva que se siente en los conciertos que más te emocionan.

Algo así sucedió en el concierto de Motorama, uno de esos grupos que conocí por sugerencia de alguien que conoce a fondo mis preferencias musicales y que me mantiene bien informada de las giras de bandas interesantes (gracias hermano Zebra!).

Tras recibir esta sugerencia e investigar un poco sobre la trayectoria de Motorama, tuve la oportunidad de escucharlos en directo el pasado 10 de junio en la sala Moby Dick de Madrid y ¡vaya conciertazo! No esperaba que tuvieran una puesta en escena tan potente. Eché de menos a su bajista, Airin Marchenko, la única chica en su formación, que desafortunadamente  ya no los acompaña en sus giras. Aún así disfruté de principio a fin los escasísimos 60 min que duró su concierto.

Hubo un detalle que me llamó particularmente la atención: la contradicción entre el carácter tímido y distante de estos chicos (escasamente dijeron hola y adiós al publico de la sala) y la profunda emoción que transmiten todas sus canciones. Reconozco mi debilidad por ese sonido nostálgico y lánguido de estilo post punk y lo mucho que me conmueve esa manera, tan Simon Gallup, de interpretar el bajo. Pero dejando aparte mis preferencias, analizando objetivamente la manera en la que interpretan sus temas y lo que transmiten con ellos, Motorama emociona y mucho.

motoramamobydick3Todos los que estábamos allí escuchando aquellas canciones oscuras y seductoras, de liricas rabiosas, nihilistas y deliciosamente punk, observábamos con atención los espasmódicos movimientos de los músicos: Vladislav Parshin, voz líder del grupo, cantando con su voz grave, ese aire tan Ian Curtis y esas gafas retro que en un momento de clímax volaron por los aires tras un potente riff de guitarra. Maxim Polivanov, que interpretaba indistintamente la guitarra o el bajo mientras pivotaba sobre uno sus pies con una energía explosiva que su aspecto retraído no revelaba en una primera impresión. El baterista Roman Belenkiy, al único que vimos esbozar una sutil sonrisa, sosteniendo incansable la base rítmica de la banda y a su lado el teclista Alexander Norets, siempre rígido y muy serio, aportando armonías a este interesante juego sonoro de disforia y energía entremezcladas.

Cada una de las canciones interpretadas por Motorama aquella noche, la mayoría de su más reciente disco  “Poverty”, fueron intensas y vibrantes. A pesar de su distancia con el público, estos rusos nos inundaron de emoción y nos hicieron cantar y bailar de principio a fin.

 

Concierto MOTORAMA, 10 de junio 2015

Moby Dick Club

Share

Deja un comentario

  

  

  

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>