Facebook La playa de Madrid Twitter La Playa de Madrid Vimeo La Playa de Madrid


No eventos

Crónicas

gent normal

Acaba el vídeo, apago el equipo de música y el portátil y salgo a la calle y no sé si es mi ánimo el que está esplendoroso o la tarde que está luminosa. Camino con Manel en los auriculares del móvil.

La sala de audiovisuales de La casa encendida está casi llena. Entre los presentes, como no podía ser de otra forma ante una sesión de videoplaylist, los animales audiovisuales: Querido Youtube, Kinora, Teatron y vudutv -llegado desde Barcelona para entrevistar a El Roto y para hacernos más felices con su mera presencia.

El retraso con el que empieza nos permite charlar un poco antes de que Venga Monjas suban al escenario y comiencen a poner su alineación youtubera titulada “La nobleza“.

Abren fuego con esta actuación de una orquesta en unas fiestas en EEUU. El vídeo no sería más que otro vídeo de fiestas patronales yankies si no fuera porque el batería juega en otra liga:

Comienzan las carcajadas. Venga Monjas vuelven sobre los mejores momentos del vídeo, comentan las mejores jugadas, repiten una y otra vez, rebobinan. Be kind, rewind.

A continuación nos presentan a unas chicas de las que se declaran muy fans y a las que consiguen hacernos adictos instantáneamente: Jess y Geo. Aquí su primer reto: un vídeo para ver si aguantan cinco minutos sin pestañear. Si no lo véis, nunca entenderéis que tal chorrada no sea aburrida. Pero gran parte del encanto de las adolescentes reside en su hastío. ¿O no es algo así Lolita?

Cambio de tercio, un poco de risa a costa de la (no grave) desgracia ajena:

A este imitador de Michael Jackson lo vimos tantas veces que el sonido petó. Y en cada ocasión nos reíamos más y más.

En esta batalla de lerdos es casi imposible entender nada, pero los Venga Monjas le tenían cariño porque es uno de sus favoritos más antiguos:

Vuelven las divinas Jess y Geo con otra de sus preguntas existenciales: ¿Quién se motiva más?

Este tipo, el doble mexicano de Pepe Villuela, es entre demencial y jugón:

Aquí el Horace de Lost (51) en una especie de reportaje de bodas con su joven (16), operada y virgen mujer. “Su cirujano plástico es Dios”.

De Hollywood a Crónicas Marcianas: Cárdenas tocándole las teclas al Mallorquín, quien, a pesar de su táctica de negación de la realidad, tiene en el cuello un resorte que salta ante la presencia femenina.

Y llegamos al gran descubrimiento de la noche: el niño filmado por Silvano Agosti. Yo me emocioné hasta los tuétanos.

Para restar emotividad al asunto, Venga Monjas recurrieron a una especie de tomas falsas de Jess y Geo:

Y para rematar, este vídeo aterrador: una especie de concurso filipino de playback en el que un niño se convierte en la necrosíntesis aberral de todo lo chungo:

A youtube yo llegué tarde. Recuerdo lo que me sorprendió saber -a través del genial Julio Fajardo- que había grupos de colegas que se pasaban tardes viendo vídeos. Sin embargo, años después el youtube ha pasado a ser tan_querido.

En las cervezas que siguieron a la tronchante sesión de Venga Monjas nos preguntábamos por qué la evidente maravillosidad de las pelis de Luces y sombras de Nunca Jamás no había conseguido atraer a casi nadie. La sala ha estado tan vacía a lo largo del ciclo que resulta incomprensible. Sin embargo, cuando lo que se proyectan son vídeos de youtube que todos podríamos haber visto en nuestras respectivas casas en cualquier momento y de forma gratuita, acudimos en manada.

Como responsable de audiovisuales de LCE, BN planteaba la necesidad de que la programación tenga en cuenta todas las variables de la ecuación, no sólo los contenidos y el formato, sino también el espacio en el que los disfrutamos y la compañía con la que nos gusta compartirlos: la familiar pantalla del portátil, la tradicional sala de cine o un espacio abierto, como puede ser el patio de LCE, en el que poder contemplar una pantalla gigante mientras charlamos con los amigos, conocemos gente nueva y nos tomamos algo.

Nuestras vidas transcurren simultáneamente en dos espacios que se definen según fórmulas distintas: el espacio físico que ocupan nuestros cuerpos y el espacio virtual de crecimiento exponencial que es internet.

Y así es como la instalación de actualizaciones va modificando la estructura cerebral del ser humano.

«A generation that cannot endure boredom will be a generation of little men, of men unduly divorced from the slow process of nature». Bertrand Russell (1872-1970)

Share

Deja un comentario

  

  

  

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>