Facebook La playa de Madrid Twitter La Playa de Madrid Vimeo La Playa de Madrid



Crónicas

Festival de Ortigueira

Festival de Ortigueira
12, 13, 14 y 15 de julio de 2012
Fotografías © Jacobo Pachon.

Ortigueira, el festival del buen rollo  © Jacobo Pachon.

La llegada

La llegada a Ortigueira por las carreteras perdidas entre bosques me da muy buena sensación. Han sido seis horas desde Madrid, en las que he viajado compartiendo coche, una práctica que resulta agradable por la compañía y, sin duda, económica.

El tiempo revuelto, sin resultar desagradable, y que a la postre nos acompañará durante todo el festival, nos da la bienvenida. La verdad es que para trabajar con la cámara, la luz es un regalo, y los contrastes de luz propios de la meteorología de este paraíso del norte favorecen mucho la labor del fotógrafo. Es el momento de llevarme algo de la esencia del festival en las fotografías que tome.

El Viernes 13

Después de aparcar el coche en el aparcamiento del camping del festival, montamos nuestras tiendas de campaña. Hasta el centro de Ortigueria se puede ir andando desde el parking, unos quince minutos, pero por si no te apetece caminar hay un servicio de autobuses gratuito que funciona casi todo el día.

El ambiente que se respira es de tranquilidad a primera hora de la tarde del viernes. Solo hay unas pocas personas frente al escenario mientras los músicos prueban el sonido. El lugar está rodeado de montañas y a escasos metros del puerto marítimo, por donde me imagino que alguna barca de los pueblos vecinos de la ría vendrá cargada de personas con ganas de unirse a la fiesta folk.

Avituallado después del viaje, es hora de empezar a explorar los rincones del festival y todo lo que por allí ocurre.

Hay que consumir producción local © Jacobo Pachon

 

El pueblo de Ortigueira

Durante los cuatro días del evento, se suceden diferentes actividades al margen de los conciertos, una de las mejores opciones para respirar mejor el ambiente de Ortigueira.

Gaiteiras al poder © Jacobo Pachon

Las calles ya están llenas de gente, los bares tienen sus puertas abiertas de par en par y las personas salen y entran continuamente. Puestos de comida y artesanía completan la fotografía; la tranquilidad ha dado paso a la alegría de la fiesta.

Energía de los pinares © Jacobo Pachon

Es importante destacar que este festival es gratuito –sí, como lo leéis, no se paga entrada–, y el primer concierto del día ya ha comenzado. Unas 30 personas que han inundado el escenario vestidos con trajes típicos hacen sonar sus instrumentos, son la “Bagad Glazik Kemper”, la primera de las cinco actuaciones programadas para hoy. Entre música y lluvia intermitente pasa la primera de las noches en Ortigueira, y la buena sensación que he tenido al llegar se confirma.

El Sábado 14

La Playa de los Morouzos

El sábado por la mañana, en el tercer día de festival, me pongo en marcha para llegar a la playa de los Morouzos, donde se encuentra la zona de acampada más grande. El paseo desde la villa está plagado de festivaleros cargados algunos con mochilas y provisiones que van y vienen. La zona de acampada se encuentra en un pinar con vistas al mar, un lugar de gran belleza que en estos días funde su paisaje natural con el cromatismo de las tiendas de campaña que crecen por todos lados.

Hay mucha vida y buena energía. En el centro del camping, el trasiego de gente es continuo entre pequeños puestos que hay repartidos por la zona, y que ofrecen casi todos productos artesanales. En general las instalaciones parecen buenas, he visto varios lugares donde tomar una ducha, baños, y hasta un supermercado móvil. Pero todo está integrado con el lugar de manera muy sutil y no le resta magia alguna. Supongo que el pero, si es que hay uno, será el descanso, pero casi seguro que el que acampa en esta zona eso no lo tiene en cuenta.

A escasos cinco minutos de allí está la playa; el día de momento ofrece algo de sol pero el agua está fresquita y solo unos cuantos atrevidos se bañan. Como es normal hay mucha gente, pero si quieres tomar una siesta sin ruido puedes ir a alguno de los extremos de la inmensa playa.

La playa Morouzos sirve para todo © Jacobo Pachon

El Pasacalles

Ahora, por la tarde, el pasacalles cruza la villa alegrando el camino con el sonido de las gaitas y tambores. Poco a poco la comitiva se va haciendo más grande y al final del recorrido la plaza está llena. Poco después se repite todo con otro grupo de gaitas que ha trazado diferente recorrido. Este momento es uno de los que no debes perderte si vas al festival.

Percusión de toda la vida © Jacobo Pachon

Hoy parece que la gente se ha multiplicado, aun así escucho en muchas ocasiones que este año solo hay la mitad de personas que en años anteriores. Unos dicen que la Guardia Civil ha aprovechado los numerosos desplazamientos en coche para poner muchas multas y por esto se ha cogido menos el coche, otros, sin embargo, argumentan que la carpa dance que no ha dejado instalar la organización en la playa también afecta, otros que la lluvia, y alguna otra razón más.


Electric Céilí y Ruan Macmillan

En cualquier caso el ambiente es el propio de un festival y el primer grupo sube ya las escaleras hacia el escenario, en la noche que más promete, según dicen los expertos.

Hoy son cuatro las actuaciones entre las que destacarán la banda Electric Céilí, y su increíble energía, y por encima de todas, quien está considerado como la promesa más brillante de música tradicional escocesa, Rua Macmillan.

El festival de Ortigueira

En el regreso a Madrid me siento contento por haber podido conocer este festival que me ha sorprendido gratamente. Todo tiene buen rollo, incluso la lluvia, y la música, que hasta a los no expertos acaba enganchando. La esencia de la que escribía antes, se te pega a la piel en la despedida.

Ortigueria tiene un festival en el que hay que agradecer el esfuerzo que se pone para que sea gratuito y así podamos disfrutar de una excelente opción cultural para el mes de julio.

 

Sin duda repetiré.

 

Oban Pipe Band © Jacobo Pachon

 

Crema de Gaita © Jacobo Pachon

Ruan Macmillan trío © Jacobo Pachon

Electric Céilí, cerraron el festival © Jacobo Pachon

 

Share

Deja un comentario

  

  

  

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>